Compañías como IBM, Accenture, Microsoft, Telefónica, entre otras, implementaron el teletrabajo como una estrategia equitativa y de ...

Oficina en el Hogar: Tendencia que toma fuerza

Compañías como IBM, Accenture, Microsoft, Telefónica, entre otras, implementaron el teletrabajo como una estrategia equitativa y de productividad. Detrás de esta medida que para muchos es aún desconocida e inclusive inefectiva hay una gran cantidad de factores y cifras sorprendentes.

El teletrabajo es ecológico. Si las compañías determinaran que una cantidad de sus empleados realizaran labores desde sus hogares, se evitaría la tala de hectáreas de bosque, habría un ahorro significativo de galones de combustible y de energía eléctrica. Además de las ventajas sobre la movilidad que impacta directamente en la calidad del aire.

Las ventajas no son solamente para el planeta, las empresas que adoptan el teletrabajo incrementan su capacidad productiva, mejoran la gestión del tiempo gracias a que no existe desplazamiento a través de la ruidosa ciudad, se atribuye también la facilidad con las tecnologías de información y canales virtuales de comunicación.

Para las organizaciones que se adaptan a este estilo es mucho más fácil retener los talentos, el personal se siente más a gusto por la posibilidad de desarrollar sus labores sin salir de casa, es una forma clara de valorar el tiempo familiar siempre y cuando obviamente se ejecute a cabalidad el cumplimiento de las tareas asignadas.

Sin embargo antes de pensar en formar parte de esta modalidad que revoluciona al mundo, es importante validar los parámetros para que se pueda desenvolver de una forma exitosa; el nivel de compromiso de los empleados, su capacidad de respuesta sin supervisión constante, su nivel de organización, priorización y disciplina son ingredientes inapelables.

Todavía existe el temor frente al empoderamiento de los empleados con el teletrabajo y todo tiene un origen: la ausencia de confianza. Es un reto prometedor porque propende un cambio de chip en el pensamiento de los gerentes, una invitación para abandonar la zona de confort y lograr a través de un trabajo mancomunado romper los paradigmas. Es posible trabajar en equipo de manera virtual y seguir teniendo el control de las novedades, por esta razón siempre será necesario contemplar con anterioridad la implantación de un sistema de información a la vanguardia de las necesidades del entorno.

Entrar en este entorno competitivo supone un mejoramiento significativo en las herramientas tecnológicas y en los canales de comunicación, esto a mediano plazo le otorga un plus enorme a la compañía la cual ya estará en capacidad de interactuar con el mundo gracias a esa infraestructura desarrollada.

Es hora de hacer parte del cambio. La transformación de los modelos empresariales afianza el relacionamiento con el mundo, el cual avanza a pasos agigantados.